Soluciones que no funcionan - Sakina psicología, acupuntura y formación
18332
post-template-default,single,single-post,postid-18332,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Soluciones que no funcionan

Soluciones que no funcionan

Con las mejores intenciones obtenemos los peores resultados. O. Wilde

Ante un problema o dificultad solemos poner en práctica aquello que conocemos y que quizá nos haya funcionado. Pero que nos haya funcionado en una situación particular pasada no implica que nos vuelva a funcionar en unas circunstancias diferentes.

La tendencia generalizada es aplicar una y otra vez las mismas soluciones independientemente de que no alcancemos lo deseado. Y ante el fracaso lo que solemos hacer es aplicar más de lo mismo, o sea, incrementar el número de veces que pongo en práctica la supuesta solución. Y esta reiteración es la que suele mantener y complicar aquello que se desea resolver.

Este proceso no funcional de resolución de problemas es lo que se denomina soluciones intentadas. Las más habituales suelen ser hablar del problema, el control excesivo y evitar de aquello que hay que afrontar; aunque existen otras soluciones intentadas.

Si sigues haciendo lo mismo, seguirás obteniendo lo mismo. A. Einstein

Este constructo psicoterapéutico es de gran importancia, ya que si no se ha evidenciado que exista relación alguna entre la forma de generarse un problema y su resolución, como se cree de manera generalizada, en cambio, si existe relación entre el mantenimiento de un problema y los intentos inútiles de resolverlo.

Así pues, un primer paso para solucionar una problemática sería identificar nuestros intentos de solución no funcionales, es decir, que estamos intentando hacer para solucionarlo y que por el contrario sus consecuencias son negativas.

Incluso, en ocasiones, el mero hecho de dejar de poner en práctica estas malas soluciones conlleva ya una mejoría de la situación. Por ejemplo, éste era uno de los pilares de la terapia del MRI y también de la psicología inversa. Desde el enfoque estratégico, además cumple una función epistemológica ya que nos permite comprender como funciona el problema a resolver y encontrar la solución más eficaz y rápida adaptándonos a los intentos de solución.

Sin Comentarios

Escribe tu comentario

WhatsApp chat